Si eres un habitual de nuestro blog habrás leído ya nuestro artículo «La sociedad de ermitaño y el bosque The Hermitage» y si no, te invitamos a hacerlo para que puedas leer algo más sobre los llamados «baños de bosque».

Un estudio científico, del doctor Qing Li acuñó en 1982 la expresión «baños de bosque» para hacer referencia a cómo el contacto con la naturaleza estimula todos y cada uno de nuestros sentidos. Algo así como cuando nuestro colega nos da en la espalda y nos espeta el famoso: «Respira, tío; ¡aire puro!»; aunque no se ha dado cuenta de que con el golpe que te acaba de dar,  te ha robado medio aire de tus pulmones.

alba-escocia

Si hay algo que caracterice a Escocia es su color verde y olor a barro. Por eso,  el mayor permiso que necesitarás para disfrutar de la naturaleza en el país es sólo uno y a coste cero: respeto. Encontrarás el verde hasta en las aceras, cuando la pequeña hierba quiere hacerse un hueco entre el asfalto.

Y como naturaleza no le sobra, te dejamos en este artículo cinco bosques escoceses imprescindibles para que puedas callar a la mente; encontrar la armonía, sentir tu cuerpo a peso de plomo y llenarte de la vitalidad que sólo ofrecen las buenas zambullidas en los baños de bosque.

Todos los bosques que te proponemos en este artículo se encuentran dentro del área de Ross and Cromarty, un área que se encuentra en las Highlands escocesas y que se encuentra al norte y oeste de Inverness, capital de las Tierras Altas de Escocia.

Como curiosidad: ¿Sabías que los celtas nombraron las dieciocho letras de su alfabeto después de dieciocho árboles y arbustos? La letra “B” por ejemplo, proviene de Beithe, que hace alusión al abedul y la letra “f” proviene de feàrna, del gaélico y que significa Aliso.

Te proponemos encontrar estas especies alfabéticas mientras paseas por los bosques de Ross y Cromarty que te presentamos a continuación para hacer de tu viaje a Escocia… una auténtica escapada a la farmacia.

  1. ROGGIE FALLS: EL VIAJE DEL SALMÓN A LA VISTA

Roggie Falls es uno de los mejores lugares de Escocia para ver cómo el salmón nada río arriba buscando su río natal en el que poder desovar.

Es sobre todo, desde los meses de julio a octubre, cuando podrás ver al salmón saltando cascada arriba, haciéndose un hueco entre el agua, para regresar al sitio en el que fue incubado y dejar los huevos para que la especie continúe su curso.

Disfruta de las cascadas que ofrece la zona con unas vistas en primer plano desde el puente colgante; las cuales te impresionarán lo suficiente, sobre todo después de fuertes lluvias, como para que quieras volver a Escocia pronto.

Dentro de Roggie Falls existe una red de senderos cortos que conduce a puntos de vista impresionantes. Un imprescindible de Escocia para sentir su magia.

  • MONADH MÒR: UN SUPERVIVIENTE DE LA EDAD DE HIELO

Hace aproximadamente 14.000 años, cuando los glaciares se retiraron, dejaron crestas y huecos que se fueron llenando, de forma gradual, con charcos de agua.

Entre estas crestas y áreas pantanosas, los pinos y los abedules comenzaron a echar raíces aunque crecieron lentamente debido a la pobre calidad del suelo.

Pero aun así, Monadh Mòr es hoy el mayor bosque de pantanos de Escocia y un extraño superviviente del final de la edad de hielo y el hogar de una variedad de especies salvajes entre las que puedes encontrar, incluso, a águilas pescadoras.

El bosque cuenta con sendero bien señalizado y adaptado a la mayoría de senderistas de poco más de dos horas, para que puedas disfrutar de un paraje único que te trasladará a una Escocia diferente.

  • CONTIN: LOS REYES DEL BOSQUE

Así como para la mayoría de los cuentos infantiles y cultura popular, el león ha sido siempre el rey de la selva,  para los celtas el darach, que viene a ser el roble, era el rey del bosque.

En este bosque encontrarás algo para todo tipo de senderistas. Desde tranquilas paseos  a rutas más complicadas para los senderistas con más energía al subir el Strathconon.

Si miras al oeste a través del valle, encontrarás una colina llamada Craigdarroch (Creag and Daraich) que viene a significar “Roca y roble” y como ya hemos dicho, por tanto, de gran valor para los escoceses puesto que el roble… en fin, el roble es el rey.

  • BLACKMUIR WOOD: UN LABERINTO EN EL TIEMPO

Desde las afueras de Srathpeffer, encontrarás en este bosque unos senderos que te trasladarán a un laberinto geológico. Conocido como Touchstone, más de 80 rocas están dispuestas en un laberinto, basadas en diseños antiguos. Las piedras representan la gama de rocas que forman el norte de Escocia.

A lo largo de la cordillera, conocida como la espalda del gato, llegará al lugar del fuerte en Knockfarrel, construido hace unos 2.500 años.

En este fuerte encontrarás signos de vitrificación, donde las piedras se han fusionado debido al gran calor aunque los arqueólogos, a día de hoy, continúan discutiendo por la causa de este hecho.

  • LITTLE GARVE – SILVERBRIDGE: LA QUEMADURA NEGRA

Mientras paseas por las orillas del río “de aguas negras”, caminarás por donde antiguamente caminaban los solados ¡y las vacas!

Silverbridge es parte de una antigua ruta utilizada por los pastores que trasladaban su ganado hacia Muir of Ord y los mercados del sur mientras que el puente de gran altura, en Little Garve, formaba parte de una carretera militar que se construyó entre el Contin y la costa oeste de Poolewe hace unos 250 años.

El río Blackwater es conocido en gaélico como Ant t-Alltan Dubh cuya traducción significa «la quemadura negra» y sirvió de inspiración para el tema de una famosa canción de caza escrita por Donald Fraser, the  Fannich Bard.

Y  bien… ¿Qué bosque eliges para medicarte? Son bosques que se escapan de las rutas turísticas y que si eres un amante de la naturaleza son de los destinos que tienes que ver en las Highlands.

Y si necesitas más información sobre qué rutas puedes hacer en Escocia, no te pierdas las entradas semanales de nuestro blog o contactando directamente con nosotros en info@rmovescocia.com

¡A bañarse al bosque!