Algún elemento extra es lo que tiene que darle Escocia a la magia para que ésta inspirara algunas de las historias más fascinantes, repletas de fantasía, que inundaron nuestras pantallas, como Juego de Tronos, o nuestras estanterías, como el Señor de los Anillos o el pequeño Harry Potter.

Comprobarás, si viajas a Escocia con la observación de compañera, que no es necesariamente obligatorio ser niño para creer en la magia. Fantasía y realidad juegan un papel fundamental en la historia, en la naturaleza y en los asfaltos de los escoceses. De hecho, su capital, Edimburgo, está considerada como una de las ciudades más embrujadas del mundo.

Por eso, cuando en Rmove Escocia hablamos de sentir la energía escocesa, decimos que tiene que ser a pie. Tiene que ser un cuerpo a cuerpo con Escocia. No puedes hablar con ella desde el coche. No puedes sentir lo que sintieron los grandes escritores de la época.  Ni empatizar con la lucha de clanes ni el sufrimiento de los Highlanders.

Coneste artículo queremos regalarte una Escocia mágica, alejada de las rutas turísticas; una Escocia inspiradora en la que para acceder tendrás que mover tus pies; tendrás que patearla; tendrás que vivir Escocia en movimiento; tendrás que caminar, tendrás que sacar tu espíritu senderista a flote.

¡No te asustes! Te proponemos siete rutas de senderos mágicas en las que, en cada una de ellas, podrás informarte sobre su grado de dificultad para que se pueda adaptar a la suela de tu zapato.

Hay magia escocesa para todos. ¿Hacemos que empiece?

1. BEN VENUE

DISTANCIA: 14 KM

TIEMPO: 4/6 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: MODERADA

Sobre los terrenos de una de las ciudades más conocida de Escocia, Glasgow, nos encontramos con una tierra de pequeñas montañas, lagos, bosques y paisajes que inspiraron a poetas y artistas, donde tuvo lugar la poesía del mismísimo Sir Walter Scott  y su “La dama del lago”. Este sitio es The Trossachs.

A toda esta área la rodea el Ben Venue, que viene a significar “la montaña en miniatura” si lo tradujéramos desde el gaélico aunque algunos autores más modernos han sugerido que el significado de Ben Venue podría traducirse como “La colina de cuevas”.

Durante el sendero, caminarás por laderas empinadas y rocosas, que caen hacia las orillas del lago Katrine. A tu paso, te encontrarás con una ruta comercial legendaria por donde verás pasar el ganado.

Una ruta llena de mitos, puesto que en siglos pasados, era donde Rob Roy, considerado el Robin Hood de los escoceses y líder del clan MacGregor, robaba el ganado de los ricos para repartirlo entre los suyos.

2. CONIC HILL (etapa del The West Highland Way)

DISTANCIA: 4 KM

TIEMPO: 2/4 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: FÁCIL / MODERADO

Uno de los días más populares dentro de la famosa ruta “The West Highland Way” es cuando se asciende a Conic Hill por encima de Balmaha.

Es un sendero sencillo, adaptado a la mayoría de los niveles, con el que podrás disfrutar de Escocia de una forma diferente, puesto que disfrutarás, en primera persona, de las increíbles vistas desde la cima hacia las Tierras Altas de Escocia y las Tierras Bajas.

El origen del nombre de Conic Hill, que vendría a traducirse como “Colina en forma cónica” nada tiene que ver con la realidad, puesto que es una colina algo empinada.  Se cree que su nombre proviene del gaélico  A’Coinneach, que se refiere al musgo o suelo empapado; y que se corresponde con las características de la zona.

¡Así que trae el calzado adecuado para este tipo de suelos!

3. PITLOCHRY’S LOCHS AND RIVERS

DISTANCIA: 10 KM o 14 KM (SI REALIZAS LA EXTENSIÓN DE KILLIECRANKIE)

TIEMPO: 3/5 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: MODERADA-BAJA

Los árboles y el agua es  siempre una combinación irresistible para los amantes de la naturaleza y el senderismo.  Especialmente… cuando los colores anaranjados y dorados del  otoñonos acompañan por el camino.

La ruta comienza cerca de la presa de Faskally. ¿Sabías que Escocia es una de mayores exportadoras de salmón?

Pues en Faskally nos encontraremos con un centro de visitantes en el que nos explicarán cómo funciona la energía hidroeléctrica así como una escalera de peces que proporciona un paso seguro para que los salmones y las truchas regresen río arriba, y puedan desovar y facilitar la continua evolución de la especie.

También, si diez kilómetros te saben a poco, tendrás una extensión opcional de la ruta, que te llevará a Killiecrankie.

En esta zona,  en 1689, se produjo un acontecimiento importante para Escocia: la  famosa victoria jacobita bajo el liderazgo de John Graham of Claverhouse, conocido como Bonnie Dundee, quien a pesar de su éxito, fue asesinado en la batalla.

4. GLEN NEVIS’ GORGE AND MEADOWS

DISTANCIA: 3.5 KM

TIEMPO: 2/3 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: FÁCIL

Esta ruta ha sido descrita como “La más magnífica media milla en Escocia”. Uno de los escritores escoceses más reconocido en cuanto a temas de montañismo, William Hutchinson Murray, la comparaba con una ruta por el Himalaya.

Y esta comparación alcanza su precisión puesto que se da un estrecho sendero rocoso, que se abre a medida que vas llegando hacia bosques muy por encima de las agitadas aguas del río Nevis, a medida que se desliza hacia abajo desde las praderas de Steall.

Este sendero es uno de los más populares de Escocia y abarca tanta belleza que creemos que tiene todo el sentido del mundo que así sea.

5. CRAMOND AND LAURISTON

DISTANCIA: 8 KM

TIEMPO: 2/3 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: FÁCIL

Para este sendero no tendrás ni que salir de la ciudad de Edimburgo y tiene que ver mucho con la magia de Escocia. Dependiendo de la marea, podrás encontrar el camino… o no.  Se genera una especie de placer, siempre que se camina al lado del agua y el inicio de esta ruta lo confirma puesto que nada más empezar… tendrás una increíble vista del estuario de Forth.

En nuestra primera parada, nos encontraremos con la Isla de Cramond; una auténtica trampa para los que no sean cautos porque la calzada para acceder a ella desaparece  bajo las aguas cuando sube la marea. Por tanto, antes de elegir esta ruta, tendrás que tener muy en cuenta las mareas ¡No te quedes atrapado en Cramond!

En la Isla de Cramond veremos un paraje de magia que no está tan lejos de la capital de Escocia y veremos la herencia de la ocupación romana a través de elementos como el descubrimiento que se hizo en 1997 bajo las aguas del río Almond, una estatuilla de león que se considera que proviene de los romanos.

6. THE ARDNISH PENINSULA

DISTANCIA: 12 KM

TIEMPO: 4/5 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: MODERADA

Las condiciones en las que se encuentran este sendero no son especialmente las mejores, de ahí que el grado de dificultad pueda ser algo mayor. No obstante, el paisaje vale tanto la pena que la incomodad de los pies mojados y quizá algo embarrados… no sea la mayor de tus preocupaciones.

No obstante, siempre es necesario que antes de viajar, te informes bien de qué rutas vas a realizar para que traigas la indumentaria necesaria a Escocia.

Volviendo al lío… en este sendero, bordearemos las aguas del lago nan Uamh, donde el príncipe Carlos Estuardo llegó en 1745 y desde dónde él partía periódicamente hacia Francia después del intento sin gloria de ganar la corona para la casa de los Estuardo.

7. LOST VALLEY, GLEN COE

DISTANCIA: 4 KM

TIEMPO: 2/3 HORAS

GRADO DE DIFICULTAD: FÁCIL/MODERADA

A veces es bonito perderse y por eso… te llevamos a encontrarte al valle perdido. En el valle de Coire Gabhail es el valle oculto es donde los MacDonalds de Glen Coe escondieron su ganado.

El sendero de esta ruta es un auténtico paseo por la historia más escabrosa de Escocia, puesto que conoceremos, con todo lujo de detalles todo el sistema de clanes que regía las Tierras Altas escocesas.

El camino será sobre un terreno rocoso, con ciertos desniveles por lo que hay que ir con calzado adecuado y tener mucho cuidado.

Pero si podemos hacer una bonita confesión… Glen Coe es uno de los valles con más carisma, con más fuerza y con más historia que podrás encontrar en cualquier aventura.

No pierdas detalle a todos los tour que te ofrecemos en nuestra página web, especialmente los de senderos si lo que te gusta es caminar, y haz que empiece la magia que casi siempre es encontrada por un senderista.

¿Ya te has calzado los zapatos?